Please wait while JT SlideShow is loading images...
Photo Title 1Photo Title 2

Osteogenesis Imperfecta

La Osteogenesis Imperfecta (O.I) agrupa diversos cuadros clínicos de una enfermedad hereditaria en la que hay un trastorno del colágeno, que es una proteína presente en todos los tejidos de sostén del organismo pero especialmente en el hueso. Como consecuencia, hay fragilidad ósea, fracturas frecuentes ante cualquier mínimo trauma o incluso espontáneamente, deformidades óseas, dolores esqueléticos y talla baja en muchos casos.

Muchos pacientes tienen escleras azules, (esclera es la porción blanca del ojo) dientes pequeños y manchados, así como disminución de la capacidad auditiva y de la fuerza muscular.
Aunque no se puede hablar de un tratamiento “curativo” de la enfermedad hasta que se logre en el futuro con ingeniería genética; en la actualidad es posible con medicamentos especiales, mejorar la calidad del hueso y así evitar las fracturas frecuentes y otras manifestaciones de la enfermedad. Al incrementar la densidad ósea, el paciente logra sostener mejor el peso de su cuerpo, camina bien y aun practica actividades deportivas, mejorando así su calidad de vida.

En el Instituto de Ortopedia y Cirugía Plástica se practica el manejo de la O.I con Bifosfonatos. Estos son fármacos que se acumulan en el hueso y lo hacen más resistente.

El Bifosfonato más usado para la O.I es el Pamidronato, que se aplica por vía intravenosa. Se puede utilizar en niños y adultos, pero autores como Glorieux, en Canadá, han demostrado que es más conveniente iniciar lo más precozmente posible, inclusive en niños menores de (2) años.
Iniciando a dosis de 0.5 mgr. de Pamidronato /Kg. de peso, se aplica una infusión I.V lenta que dure de 3 a 4 horas cada día, durante (3) días. Se hace una vigilancia médica y de enfermería estricta durante la aplicación.

Los ciclos deben repetirse, en promedio, cada 3 meses, al menos por 1 a 2 años.

Los efectos secundarios del Pamidronato, son pocos y consisten en cierto grado Pseudogripal y molestias gastrointestinales, sobretodo en los 2 o 3 primeros ciclos. No se presentan en todos los pacientes y con medicamentos adecuados se controlan fácilmente.
Se recomienda mantener una ingesta adecuada de calcio (800.-1000 mg) y vitamina D (400 u) día).

 

Rejuvenecimiento Facial

El rejuvenecimiento facial es una herramienta muy importante para aquellos que quieren permanecer jóvenes a pesar del paso del tiempo.

La búsqueda de la eterna juventud comienza cuando en el rostro se reflejan las primeras arrugas. Hombres y mujeres por igual se interrogan sobre qué debe hacerse para evitar el proceso de envejecimiento: ¿mascarillas, filtros solares, crema humectantes?... ES cierto, éstas son algunas de las opciones básicas para mantener un cutis sano y que están al alcance de todos. Pero desafortunadamente no evitan totalmente el envejecimiento facial. Por eso se recurre al cirujano plástico en busca de otro tipo de acción que pueda mejorar el aspecto del rostro.

De acuerdo con la edad y el tipo de arrugas que tenga existen diferentes opciones:

Botox:
Útil para arrugas frontales, entrecejo y las llamadas ‘patas de gallina’. Permite una apariencia fresca y libre de arrugas por seis meses.

Ácido hialurónico:
Es un tratamiento no quirúrgico para el relleno de las arrugas del entrecejo y de los surcos nasogenianos. Dan resultados duraderos, hasta de un año después de su aplicación.

   Vasculight:
En pacientes mayores de 35 años se puedes buscar estimular las fibras colágenas y elásticas con tecnología de punta como ésta, que permite restituir la lozanía y apariencia juvenil de la piel.

Láser de Co2:
Cuando las arrugas son muy profundas se requieren los llamados peeling o raspados faciales con láser de Co2. Estos procedimientos retiran las capas superficiales de la piel, mejorando cicatrices de acné y arrugas superficiales e intermedias.

La vacuna antienvejecimiento:
Producto suizo a base de embriones de oveja y placenta humana. ES el único que puede mantener el resultado juvenil a tiempo, pues permite mantener un resultado juvenil en el tiempo, pues permite mantener el funcionamiento del organismo joven de adentro hacia fuera. Se debe iniciar su aplicación desde los 35 años para garantizar que a los 45 la apariencia sea de 35.
 
Un cuidado ideal
La mayoría de los pacientes consultan después de cumplir 40 años, cuando el envejecimiento es evidente. En estos casos, la única opción de rejuvenecer es la cirugía o recurriendo a procedimientos como la blefaroplastia, el minifacelift u los lifting faciales totales.

La importancia de mantener una piel joven radica en un adecuado cuidado desde la adolescencia, una alimentación sana de protección solar desde la infancia. Esto minimiza el daño causado por los rayos solares.

Por fortuna la ciencia y los adelantos médicos cada día ofrecen más alternativas para que hombres y mujeres luzcan jóvenes a cualquier edad. Lo importante es acudir a un cirujano plástico certificado para la sociedad colombiana de cirugía plástica para que el resultado sea el mejor.

 

Acceso